Visagismo de Cejas: Qué es y Para Qué Sirve

Si tu objetivo es convertirte en toda una profesional en el área de visagismo de cejas, ¡estás en el lugar correcto! Aquí te proporcionaremos la información necesaria que requieres para iniciar tu profesión en el mundo del visagismo. ¡Presta atención!

¿Qué es el visagismo de las cejas?

El término “visage” deriva del francés y significa rostro. Por lo que “ismo” se usa como referencia a la disciplina. Visagismo significa el estudio de los factores y elementos que tiene el rostro.

Los maquilladores también deben conocer esta definición, ya que trabajan con diferentes tipos de rasgos y es necesario comprender la forma del rostro sobre el que se trabaja, ya sea cuadrada, triangular, redonda, ovalada, entre otros.

Ahora bien, cuando hablamos de visagismo de cejas, hacemos un hincapié en el estudio y el diseño de unas cejas que sean ideales, según el tipo de rostro que tenga el cliente.

El inventor francés Claude Juillard, fue el que estableció el estudio de las líneas, las formas y el volumen del rostro. Desde entonces el visagismo plantea cómo se deben diseñar las cejas y qué tipo de maquillaje y peinado trabajar, dependiendo de las características físicas.

¿Para qué sirve el visagismo de cejas?

Debido a que es una alternativa que ayuda a mejorar la forma de la cara, en este caso las cejas también tienen gran importancia, porque de ellas dependen que el rostro tenga buena apariencia, además de otros aspectos.

Antes de manejar totalmente el visagismo, es importantísimo que conozcas  la distancia que hay entre los ojos y la nariz. Ahora bien, si quieres convertirte en una profesional en el visagismo de cejas, debes manejar muy bien el diseño y corrección de las cejas, además de atender los siguientes factores.

  1. El tipo de rostro del cliente y asegurarte de que las cejas no queden mal diseñadas, por lo que debes corregir la relación que existe entre las cejas y los ojos.
  1. Estudiar las facciones de la cara y de esta manera lograr que las cejas tengan una buena relación con las demás zonas del rostro.
  1. Respetar el estilo original de las cejas y armonizar todas las facciones de la cara.
  2. Elegir un tono y un subtono que sea acorde al tono de piel del cliente.
  1. No pasar el límite del corte de las cejas, solo se transforma si las facciones del rostro lo necesitan.

Si realizas el visagismo de cejas debes enfocarte en hacer un trabajo de calidad y respetar la forma y el volumen de la cara. Es importante destacar que esta técnica no solo se utiliza en tratamientos, sino que también es una opción para que las cejas estén hermosas sin tener la necesidad de ir a un salón de belleza constantemente.

Gracias a esta técnica es posible corregir cualquier imperfección de la cara, como por ejemplo, el nivel del pómulo, la mirada, el tamaño de la frente y la nariz. ¿Te gustaría saber más al respecto?

Ahora bien, ¿qué debes considerar cuando hagas el visagismo de cejas? A continuación, te brindamos una pequeña guía para que tu trabajo sea perfecto y todos tus clientes sean felices.

¿Qué aspectos se deben de tener en cuenta a la hora de diseñar las cejas?

Tipos de Rostro

La forma de la cara de cualquier persona se puede categorizar dentro de un tipo de rostro específico, de acuerdo a sus características. En la lista de todos los tipos de rostro se encuentran:

  • Ovalados: se considera la forma de rostro ideal, y es aquel que tiene una proporción más deseada, debido a sus increíbles proporciones. En donde la frente, los pómulos y el mentón son los principales protagonistas.
  • Rectangulares: este tipo de rostro generalmente es largo y no ancho, además de que sus pómulos y su mentón están posicionados casi que en una línea vertical.
  • Triángulo Invertido: la frente es mucho más ancha que la barbilla y el pómulo es más estrecho en comparación con la frente.
  • Cuadrado: este caso es parecido al tipo de rostro rectangular, la diferencia es que no sobresale ni su ancho ni la altura. Este tipo de cara tiene una mandíbula y una frente ancha que proporcionan facciones duras y marcadas. 
  • Redondo: tienen una forma redonda, además suelen tener una apariencia dulce y juvenil. De hecho, esta forma se aproxima a las caras ovaladas.
  • Diamante: estos rostros son los que tienen una frente y barbilla estrecha, sin embargo, sus pómulos son muy notables. Por lo que destaca la forma de polígono que hace referencia a la forma de un diamante.

Tipos de Facciones

Ahora que conoces los tipos de rostro, es momento de que sepas el tipo de facciones que existen y de esta manera reconocer las facciones de cualquier persona.

Cuando hablamos de facciones, destacamos los aspectos del rostro que tienen mayor o menor visualización, es decir, los huesos que más se pueden percibir y que forman parte de la cara. 

Por ejemplo, los pómulos, a pesar de tener una sola forma y volumen, son factores que siempre están presentes, como los ojos, los labios y la frente.

Ahora bien, ¿cuáles son los tipos de facciones que hay? Existen 4 tipos de facciones que definiremos a continuación:

  • Clásicas: es el tipo de rostro que no pasa de moda y que no es tan ideal para aplicar modas modernas. Los estilos que hacen resaltar este tipo de cara, son los sencillos y clásicos.
  • Aniñadas: las facciones de este tipo son las que tienen un rostro súper juvenil, a pesar de tener una edad muy alejada de lo que se considera niñez. Incluso, se caracteriza por tener mejillas y sienes amplias.
  • Marcadas o duras: son facciones que no son tan habituales en la sociedad y son consideradas no tan femeninas. Sin embargo, es importante destacar que esto no significa que no sean atractivas.
  • Exóticas: son aquellas facciones que tienen características de un país específico, por ejemplo, las facciones asiáticas, árabes, entre otras.

Particularidades a tener en cuenta

No puedes olvidar las formas y tamaños particulares del rostro que puede tener cada persona.

  • Frente: cuando se debe trabajar con diversas proporciones, normalmente se opta por el cabello para disminuir las frentes anchas. Por otro lado, además de las frentes que se consideran normales, también encontrarás a las que son estrechas. 
  • Nariz: cuando hablamos de la nariz, hacemos referencia, es en la variedad de tamaños que podrás encontrar. Están las que se pueden considerar normales y las que se caracterizan por ser grandes o anchas.
  • Mentón: esta zona de la cara es una de las partes que tiene mucha superficie, por lo que puede o no llamar la atención. Dentro de la categoría de barbillas, se encuentran las que tienen una hendidura debajo, los mentones estrechos, anchos y por último los cortos.

Todos estos aspectos deben ser considerados en el visagismo, ya que gracias a este conocimiento, podrás determinar qué tipo de cejas queda mejor, tomando en cuenta todos los puntos mencionados anteriormente.

¿Cómo realizarlo paso a paso?

Para iniciar como toda una profesional en el visagismo de cejas, te recomendamos seguir tres pasos que te ayudarán a diseñar cejas hermosas. 

  • Paso 1: establece en dónde empieza la ceja. Para esto necesitas posicionar un lápiz desde la aleta de la nariz hasta la parte externa del lagrimal, y señalar el punto de inicio con un lápiz preferiblemente de color blanco.
  • Paso 2: identifica el punto alto. Pasa el lápiz por el centro del ojo sin separarlo del lugar en el que lo posicionaste en el paso anterior.
  • Paso 3: por último, marca el final de la ceja. Pasa el lápiz por la zona externa del ojo.

Luego, si el cliente desea que le apliques color, recuerda que el tono que elijas es super importante. Además de que el diseño debe estar más oscuro en el final de la ceja y mucho más claro al inicio. 

Tip extra: si quieres que el resultado se vea mucho más natural, aplica un tono que sea parecido al color del cabello de tu cliente.

Conclusión

Ahora que tienes una pequeña base con la que puedes iniciar en el mundo del visagismo, te recomendamos que no te conformes y adquieras todo el conocimiento necesario para convertirte en toda una profesional. Este temario lo impartimos dentro del curso de laminado de cejas, el curso micropgimentación de cejas y el curso de microblading.

No lo pienses dos veces, ¿quieres que el visagismo de cejas se convierta en tu profesión? No busques excusas para no empezar desde este momento. ¡Con nosotros podrás lograr todo lo que te propongas y más! Apúntate en Centro de Estudios Gran Vía a nuestros cursos de estética y belleza en Valencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.