Limpieza Facial y sus Beneficios

Conoce qué es una limpieza facial y por qué es tan necesaria. Si deseas convertirte en toda una profesional en la materia, te recomendamos leer todo el contenido porque obtendrás toda la información base que necesitas para avanzar en tu carrera. ¿Estás lista?

¿Qué es una limpieza facial profunda?

La limpieza facial es ideal para eliminar las impurezas y el maquillaje, además de ayudar a restablecer la apariencia de la piel, disminuyendo el rostro cansado de tu cliente. Este tratamiento permite limpiar la piel y prepararla para aplicar cosméticos que mejoren su aspecto.

Esta técnica la emplean diversas esteticistas y se utiliza para restablecer la salud del cutis, ayudando a retirar las células muertas y los puntos negros que se encuentran en la zona de la nariz, mentón, entre otros, con la finalidad de ayudar a la piel a respirar.

La piel cuando está limpia es perfecta para absorber los productos de belleza que ayudan a restablecer su apariencia. Por eso es tan recomendable una limpieza facial profunda antes de aplicar un producto nuevo, porque le garantiza al cliente mejores resultados.

Beneficios de una limpieza facial profunda

Las limpiezas faciales son indispensables porque:

  • Permite que la piel pueda respirar nuevamente, logrando que las células se reformen más rápido.
  • Oxigena la piel y aumenta el efecto que tienen los productos de belleza sobre el rostro.
  • La piel se mantiene fresca y humectada, sin zonas rojas ni puntos negros.
  • Aumenta la producción de colágeno y elastina de forma natural.
  • La piel absorbe mucho más los cosméticos de belleza.
  • Mejoran el aspecto de la cara
  • Elimina las impurezas 

Tipos de higiene facial 

Antes de realizar una limpieza facial, es necesario que identifiques qué tipo de limpieza es la que necesita tu cliente. Existen diversos tipos que individualmente tratan aspectos diferentes de la piel. Como la higiene para disminuir agresiones en la piel, para estimular el colágeno, los fibroblastos, la elastina, entre otros. 

Ahora bien, ¿cuáles son todos los tipos de higiene? Presta atención:

Sencilla

Este tipo de higiene es la más básica, ideal para pieles juveniles y sin alteraciones. En esta limpieza se realiza el siguiente tratamiento:

Dermolimpieza: se ejecuta una doble limpieza en la piel del cliente, en el cuello, escote y ojos. Además de alistar el rostro para proceder con el facial.

Exfoliación: se eliminan las células muertas de la piel, utilizando diversos productos de acuerdo al tipo de piel que tenga el cliente.

Altafrecuencia: es un tratamiento de corriente eléctrica que produce calor sobre la piel, elevando la oxigenación del tejido, así como también el riego sanguíneo. Ofrece efectos antiinflamatorios, descongestivos, desinfectantes, entre otros.

Masaje con principios activos: por medio de un masaje suave, se aplican los activos que necesita la piel del rostro. Se masajea el escote, rostro, cervicales y cuello, empleando técnicas reafirmantes, remodeladoras, entre otras.

Mascarilla: nutrir el rostro es un paso súper importante y necesario para calmar la piel, por lo que se aplica una mascarilla según el tipo de piel a base de principios activos naturales.

Humectante: luego de limpiar la mascarilla, se aplica contorno de ojos o emulsión y se masajea la zona con movimientos suaves.

Protector solar: nunca debe faltar la aplicación del protector solar, ya que previene el envejecimiento prematuro y las manchas en la piel.

Es fundamental resaltar que cada una de las cremas que utilices deben ser ideales para el tipo de piel que tenga tu cliente. No apliques productos que puedan perjudicar el aspecto del rostro.

Higiene ultrasónica

Para realizar este tipo de higiene se utiliza una espátula que por medio de sus vibraciones se emplea una regeneración de la piel. Quita la capa superficial del rostro y facilita la extracción de las espinillas y puntos negros, sin tener que usar métodos dolorosos.

Microdermoabrasión

Es una exfoliación profunda que retina las capas superficiales de la piel, permite la regeneración de las células, la producción de elastina y colágeno. Gracias a este tratamiento es posible que la piel luzca luminosa y fresca, debido a que reduce las arrugas y las manchas.

Higiene con tratamiento

Consiste en la aplicación de diversos tratamientos para hidratar, reafirmar, disminuir las arrugas, entre otros, y de esta manera hacer dos trabajos en uno. Luego de que un profesional inspeccione la piel del cliente, debes determinar qué tipo de tratamiento es necesario para mejorar la salud de su piel.

¿Cada cuánto tiempo se debe de realizar una buena limpieza facial?

Limpieza Facial y sus Beneficios

Para que tu cliente luzca una piel de porcelana, es necesario que incluya limpiezas faciales en su rutina de belleza e incorporar tratamientos y mascarillas dependiendo de la condición de su piel.

Es importante mencionar que las limpiezas diarias en el hogar no son suficientes, sin importar que los productos que use tu cliente sean de alta calidad. Debido a que no retiran totalmente las células muertas y las impurezas, por lo que es necesario implementar limpiezas faciales profundas.

¿Cada cuánto tiempo? La regularidad de las limpiezas dependerá de diversos aspectos, como el tipo de piel, su estado y la edad. Por lo que, generalmente se recomienda implementar este tipo de tratamiento cada seis meses.

No obstante, las personas de piel seca deben acudir a un salón profesional para una limpieza profunda cada dos meses. Debido a que la regularidad en el tratamiento, incrementa la efectividad de los hidratantes. 

Por otro lado, las pieles grasas requieren de tratamientos cada 30 días, ya que se debe retirar el sebo y disminuir los poros.

Pasos para realizar una buena limpieza facial profunda

Limpieza Facial y sus Beneficios

Ahora bien, ya que llegaste hasta este punto, abordaremos 9 pasos que debes implementar para realizar limpiezas faciales profundas, considerando todos los tipos de piel. Lee atentamente cada paso, ¡te aseguramos que todos tus clientes quedarán contentos!

Desmaquillar

No limpiar el maquillaje todos los días puede causar vejez prematura, además de obstruir los poros, debido a que el maquillaje es una capa que no permite que la piel respire como debería.

Puedes optar por limpiadores que contengan una base aceitosa, y eliminar minuciosamente cada residuo de maquillaje. Además, si tu cliente opta por maquillaje waterproof, la mejor opción para retirar el maquillaje de los ojos, cejas y pestañas son los aceites bifásicos, ya que retiran mejor el maquillaje que otros limpiadores.

Limpiar la piel

Escoge un limpiador con base acuosa y retira las impurezas que hayan quedado después de retirar el maquillaje. Te recomendamos optar por jabones faciales, y agua micelar en caso de trabajar en pieles sensibles.

Aplica el limpiador con los dedos y realiza movimientos suaves por 1 minuto, luego retira con un aro desmaquillante.

Exfoliar 

Las pieles mixtas o grasas se deben exfoliar una vez por semana, y en caso de las pieles sensibles, se deben exfoliar solo una vez cada quince días. 

Con este dato, podrás elegir el exfoliante que mejor se adapte a las necesidades de tu cliente y desintoxicar su rostro de todos los productos que utiliza diariamente.

Aplicar un tónico facial

Aplica un tónico que calme la piel y cierre los poros abiertos. Si cuentas con uno en aerosol, posiciona el tónico a 20 centímetros del rostro de tu cliente y rocía con movimientos en forma de cruz. Por otro lado, para aplicar tónicos comunes debes agregar un poco en la palma de tu mano y aplicarlo en la piel con toques suaves.

Aplicar un serúm

Los serúm son productos con una concentración alta de ingredientes activos que humectan el rostro, previenen las arrugas, las líneas de expresión y las manchas. Por eso es recomendable aplicarlo luego del tónico.

Dato curioso: después de los 25 años, la piel no produce más colágeno en grandes cantidades, por lo que un serúm es necesario para mantener el rostro libre de líneas de expresión y de manchas.

Hidratar la piel con una mascarilla

Como tu objetivo es hidratar y reparar el aspecto de la piel, es importantísimo que apliques una mascarilla después de aplicar el serúm, es decir, deja reposar el serúm unos segundos en la piel de tu cliente antes de aplicarla. Cuando apliques la mascarilla, déjala reposar el tiempo que sea necesario y luego retírala.

Aplicar contorno de ojos

Aplica contorno de ojos con la yema de tus dedos, dando ligeros toques sobre la zona. La piel alrededor de los ojos es muy delicada, por eso es tan importante protegerla y con este producto estarás previniendo las arrugas y las líneas de expresión

Aplicar crema hidratante

Este paso es crucial dentro de una rutina de limpieza facial. No debes olvidar aplicar la crema hidratante, además de la crema antiarrugas, sin embargo, la crema antiarrugas solo la debes incorporar en la rutina si el cliente tiene más de 30 años.

Aplicar protector solar

No permitas que tus clientes salgan a la calle sin protector solar, ¡jamás! Tener una piel fresca y luminosa requiere de protector solar, ya sea en verano o en invierno. Además, aunque no lo creas, hay que considerar las condiciones climáticas del día a día y la contaminación medioambiental, porque dependiendo del clima, la piel puede adoptar un aspecto diferente.

Conclusión

Las limpiezas faciales, además de ser extremadamente necesarias, son ideales para mantener la piel fresca, sin arrugas, sin manchas, y totalmente hidratada. ¿Te gustaría ser toda una profesional en limpiezas faciales? ¡Imagínate lo increíble que sería dejar la piel de tu cliente radiante!


Si deseas seguir aprendiendo, puedes realizar nuestro curso de limpieza facial profunda u otros cursos de tratamientos faciales o cursos de estética y belleza en Centro de Estudios Gran Vía y aprender todas las técnicas necesarias para realizar limpiezas y tratamientos faciales como toda una profesional. Conoce todo sobre limpiezas faciales y cuidado de la piel con nosotros. ¡Contáctanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.